Alta gratis

¿Se pueden vender coches online con Influencers?

La tecnología nos proporciona la posibilidad de poder hacer prácticamente cualquier cosa. Sobretodo a nivel de comunicación y de venta. Es verdad que hay algunos bienes que a priori tienen una barrera más alta para comprar online, pero quizás esa barrera no era tan sólida como pensábamos.

Pongamos el ejemplo de los coches. Sabemos que la gran mayoría de las personas los financian para  comprarlos y se necesitaba un estudio individualizado de cada persona y situación para ver si la operación era viable. Con lo cual la venta no dependía del concesionario de coches sino de la financiera que operaba con ellos.

Al fin y al cabo la financiera era proveedor también del concesionario. Pero con todo este salto digital y social que hemos dado en los últimos 2 años (sobretodo este 2020) la tecnología y los hábitos han evolucionado.  

De hecho en un mercado como el del motor, la decisión de compra muchas veces era online, aunque dependíamos de ese último paso que era el cara a cara en el concesionario y el OK de la financiera. 

Pero hoy día, se puede cambiar esa parte final de Customer Journey y crear un circuito de ventas aprovechando el e-Commerce, las redes sociales y la tecnología que nos permite tanto trackear los datos de origen de las ventas como fraccionar y hacer un estudio online del crédito de cada uno (Aplázame, Cetelem, etc).

¿Y cómo visualizamos esa nueva forma de vender? Imaginad. Una marca de coches cede a un Influencer (aquí ya veremos más adelante los diferentes tipos) durante un tiempo determinado un vehículo para que lo promocione y transmita su experiencia a su audiencia. Ese influencer deriva a un e-Commerce que reserva previo pago de una primera cuota que incluye la el estudio de crédito, una prueba del coche durante un fin de semana y un regalo en forma de descuento, merchandising o experiencia). Imaginad que SEAT o LUPA, la nueva marca de coches eléctricos españoles que tienen un modelo muy interesante por prestaciones, precio y sistema de renovación y reciclaje, nos crea esa InfluStore (e-Commerce) de algunos de sus modelos donde vende esa primera cuota que en realidad sino se ejerce la compra, se queda el concesionario como precio de alquiler del coche para el fin de semana, pero que si se queda, sirve para comisionar al Influencer. 

La disponiblidad iría vinculada a un calendario para elegir qué fin de semana (o entre semana) quieres disfrutar de la prueba del coche. A partir de ahí, si el crédito ha sido OK, y todo está en marcha. El comprador realiza la selección del coche con todas sus características en el concesionario o en la web, según cada marca. Se espera el tiempo que sea neceario y se entrega el coche en casa del comprador. Al más puro estilo delivery,

Y eso es todo, ya vendemos coches por redes sociales con influencers. Este modelo puede ser tan sólo el principio ya que está claro que quien tenga saldo de sobras en una tarjeta podrá hacerlo con un sólo pago y escogiendo un montón de posibilidades. ¿Imagináis que le regalo un coche a mi hija que estudia en Holanda porque se lo he visto a una influencer? y, además, se lo entregan en la puerta de su casa y le dejan una caja con las llaves y el lugar donde lo han aparcado? Es verdad que suena a peli americana de universitarios, pero el mundo se está convirtiendo cada vez más en los comportamientos que vemos en las pantallas así que no creo que pase mucho tiempo par que veamos cómo coches, motos, bicicletas o otras cosas que ahora no podemos imaginar, estarán en la puerta de casa esperando para ser consumidas. 

Ahora cada uno que piense en sus influencers de referencia y en la posibilidad de que poco a poco nos introduzcan productos de mayor costo. Entonces entraran en juego las financieras o los bancos con las financiaciones, créditos personales, rentings o leasings. 

¿Un Influencer me venderá un renting o leasing? No está tan lejos. Escoge a cualquiera que tenga un equipo de fotografía, video y post-producción potente y fácilmente suba miles de dólares. Ahora imagina que te muestra todo ese KIT y te lo ofrece en 3 versiones en un e-Commerce con una financiación a 2 o 3 años. ¿No tendría ventas? Yo creo que sí.

Welcome al futuro de las ventas sociales. Son posibles sólo cuando la tecnología permite a todos los participantes en la cadena de venta saber de dónde vienen las ventas y qué corresponde a cada uno. Hasta ahora no era posible con el tema de los Influencers pero ahora ya es posible.

Y quienes son los actores de esta película en el caso de la venta de coches (cualquier vehículo) con Influencers. 1. Marca de vehículos (quien tiene el producto) . 2. Agencia de Influencers (quien aglutina los influencers y aseguran la profesionalidad de toda la campaña) 3. Influencer (el que tiene la audiencia) 4. El ecommerce donde comprar (puede ser de la marca, creado para la campaña o un market place) 5. La tecnología para asignar las ventas a cada uno de los influencers por las compra de la primera cuota (o prueba) del vehículo.

That’s all. ¿Cuándo empezamos?